Episcopal Diocese of Washington

To draw people to Jesus and embody his love
for the world by equipping faith communities,
promoting spiritual growth, and striving for justice

La Obispa Mariann extiende la suspensión de los servicios públicos de adoración

March 16, 2020

Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza; nuestra ayuda en momentos de angustia.
Por eso no tendremos miedo, aunque se deshaga la tierra…
Salmo 46:1-2  

Queridos Amigos de la Diócesis Episcopal de Washington: 

Doy gracias a Dios por cada uno de ustedes y por su valentía y creatividad mientras todos nos adaptamos a las limitaciones que se nos requieren. Todo su personal diocesano está orando por ustedes, para que puedan sentir la presencia permanente de Cristo cuando atiende a sus seres queridos y todo dentro de su esfera de preocupación pastoral. Estamos aquí para apoyarlos en todo lo que podamos.

Escribo con más orientación sobre la suspensión del servicio de adoración y para informarles sobre las reuniones telefónicas del clero regional que estamos programando para mañana y el miércoles 17 y 18 de marzo. 

De acuerdo con la recomendación más reciente del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de cancelar o posponer todas las reuniones de 50 o más personas durante las próximas 8 semanas y en consulta con el Obispo Presidente, estoy instruyendo que todos los servicios públicos y otras reuniones de la iglesia se suspendan hasta el 16 de mayo. 

Tengan la seguridad de que si se levantan estas recomendaciones, y todos rezamos para que esta crisis pase antes, reabriré nuestras iglesias con mucho gusto. Por ahora, quiero que todos tengamos suficiente claridad para prepararnos para lo que nos espera, sobre todo, la Semana Santa y el Domingo de Pascua sin reunirnos físicamente en la iglesia. 

Las implicaciones espirituales, pastorales y financieras de esta pandemia están más allá de lo que cualquiera de nosotros puede comprender o predecir completamente. Pero pertenecen a una comunidad diocesana y estamos juntos en esto. 

Mientras les escribo, el Canónigo Andrew Walter y sus deanes regionales están trabajando para programar reuniones telefónicas o de video del clero para mañana y el miércoles. Estén atento a un aviso de su dean y hagan de su llamada regional una prioridad. Estaré presente en todas las reuniones, junto con los miembros del personal diocesano superior. Queremos escuchar sus inquietudes, compartir sus buenas sugerencias y recursos, y hacer planes juntos para las próximas semanas. El personal diocesano está trabajando para abordar las dificultades financieras, coordinar recursos y garantizar la atención necesaria, haciendo todo lo posible para facilitar la carga para ustedes y sus congregaciones.

La tormenta en la que estamos pasará algún día y superarla es nuestra tarea principal. Cómo rezamos ahora, cómo lideramos ahora, cómo nos apoyamos unos a otros y a nuestra gente ahora, cómo servimos a nuestra comunidad en el nombre de Cristo ahora informará a nuestros futuros ministerios mucho más que la tormenta misma.

Recuerda que Jesús está en el barco con nosotros.

Fielmente,

Obispa Mariann Edgar Budde

 
secret